Ideas para un dormitorio infantil veraniego

Cuando llega el verano se deben realizar ciertos cambios en casa. Uno de ellos parte desde la misma habitación. La ropa de cama, los pijamas e incluso la decoración se debe adaptar a esta brillante estación del año.

Los niños son más susceptibles a la incomodidad, por lo que pueden llorar al sentirse ahogados. En este respecto, debes procurar que su habitación luzca fresca y cómoda.

En esta entrada te presentamos las mejores ideas para reformar un dormitorio infantil veraniego.

Ideas para un dormitorio infantil veraniego

Colores suaves

Lo primero que debes reformar es el color de las habitaciones. En el invierno quedan muy bien los colores oscuros, ya que ofrecen un ambiente cálido. En cambio, durante el verano los mejores tonos son los suaves.

El color blanco es el mejor, da energía y puede combinar con los demás tonos de los objetos en la habitación. Claro, si a tu hijo le encanta el estilo estampado puedes pintar una pared con motivos playeros, selva, etc.

Pijamas ligeros

Los pijamas también deben adaptarse a la estación del año o incluso a la decoración de la habitación. Por ejemplo, los pijamas infantiles de algodón de dos piezas son más cómodos. Y, si el pantalón es corto, mucho mejor.

En la época de invierno se acostumbra a usar ropa de dormir largas y con texturas pesadas para abrigarse del frío, pero en el verano es vital usar camisetas manga corta o camisón con texturas ligeras. Puedes conseguir pijamas con estampados de los muñecos favoritos de tus hijos.

Ropa de cama

Las mejores sábanas para la cama durante el verano son las de lino o de algodón. Este tipo de tela suelen ser ligeras, confortables y muy frescas.

Puedes elegir sábanas confeccionadas con muñecos infantiles, o sencillamente elegir diseño unicolor. Estos últimos son los mejores porque dan una sensación de mayor espacio y sosiego en la habitación.

Menos objetos

Una habitación veraniega se caracteriza por ser minimalista. Los objetos con mucho volumen pueden dar la sensación de calor. Por eso, haz ajustes en las lámparas o incluso en los cuadros decorativos. De este modo, tu hijo se sentirá más ligero.

Uso de vinilo

Si tu hijo es de los que desprende mucha energía y le encanta que todo le recuerde el verano, puedes pegar vinilos en la habitación. Una buena idea es colocar un vinilo playero, de jardín o incluso marinero. La idea es que este decorativo le recuerde la época veraniega.

La ventaja de los vinilos es que al cambiar la estación son muy fáciles de retirar. Además, no son costosos.

Cortinas

Si usas cortinas de colores claros y texturas ligeras, permitirás que la luz solar entre. Claro, si deseas que tus hijos disfruten de la luz del sol, pero sin que les dé mucho calor, puedes inclinarte por la colocación de estores; unas cortinas similares a visillos, que se puede enrollar o plegar y que permiten la entrada de luz natural pero suavizándola.

En resumidas cuentas, la época veraniega está aquí, por eso, si deseas que tus hijos disfruten de unas vacaciones de verano en casa, debes adecuar todo el entorno para que ellos disfruten del cambio. No necesitas mucho dinero para decorar las habitaciones infantiles en verano, solo se requiere ingenio para que ellos estén confortables y se diviertan al máximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.