Decorar un comedor para niños

Cuando llegan los niños a casa se produce una revolución en todos los sentidos. También a la hora de amueblar, vestir y decorar la vivienda. Y estos cambios no sólo se producen en las habitaciones de los peques que tan frecuentemente tratamos en Decoideas. Son muchos los espacios del hogar que van a requerir de nuestra atención. Por todo ello, tanto si tienes previsto renovar los muebles de tu casa, y más concretamente del salón, como si tus hijos comienzan a compartir la mesa en familia, te invitamos a leer nuestro artículo de hoy. En él te contamos qué aspectos debes en cuenta a la hora de decorar un comedor para niños. Te damos consejos para proteger los muebles y sobre todo para proteger a los niños. Nuestro objetivo, que comer en familia se convierta en un placer. ¡Sigue leyendo!

Decorar un comedor para niños

Decorar un comedor para niños

A la hora de decorar un espacio para niños siempre vamos a primar la seguridad por encima de cualquier aspecto. Es por ello que los muebles, especialmente la mesa y las sillas de comedor, deben ser ante todo seguros.

La mesa sin aristas ni picos que puedan dañar a los pequeños en un despiste, y en caso de que ya la tengas comprada, si las esquinas no son seguras deberás protegerlas. Existen en el mercado protectores de esquinas y bordes ideales para bebés y niños que te ayudarán a crear un entorno seguro alrededor de la mesa.

En cuanto a las sillas deben tener un diseño estable que eviten vuelcos por movimientos bruscos. Si poseen barrotes estos deben estar a una distancia inferior a 7,5 centímetros. El material de la silla también es muy importante pues definirá su resistencia, destacando la madera, PVC, resinas sintéticas, o cualquier material que se pueda limpiar. Las sillas tapizadas corren un gran riesgo de ensuciarse, si tus sillas son de tela te aconsejamos que las enfundes, de esta forma permanecerán mucho tiempo como nuevas.

Cuidado con los elementos decorativos

¿Tienes colocada una alfombra bajo la mesa? Para evitar accidentes la alfombra debe ser antideslizante y sus esquinas bien pegadas al suelo. Estos problemas se pueden solucionar con bases o cintas específicas. Al mismo tiempo, si estás buscando una alfombra para tu comedor y tienes niños te aconsejamos un modelo lavable.

Cortinas demasiado largas, así como las cintas o cordones recoge cortinas, cuerdas o cadenas de estores, etc… donde los niños pueden tropezar o quedar atrapados, son un peligro para la seguridad infantil. Por ello deben estar colocados fuera del alcance de los niños (a más de 1,50 metros del suelo) y siempre asegurándonos de que no puedan formar lazos peligrosos.

Del mismo modo los cables de las lámparas, tanto de pie como de mesa, pueden suponer un peligro para los pequeños por lo que deberás revisar estos complementos y retirarlos si no ofrecen una total seguridad.

Cuidado con los manteles pues, si bien son indispensables para proteger la mesa, pueden provocar un accidente si los niños se agarran, se cuelgan, o estiran fuertemente del mantel, por lo tanto a la hora de la comida es indispensable la supervisión continuada.

Necesitas una cubertería y vajilla adecuada a la edad de los niños pero además debes procurar que el resto de elementos de la mesa, sobre todo los cuchillos, no permanezcan al alcance de los peques en ningún momento.

Más consejos

Y terminamos con los consejos básicos de seguridad del hogar en general que también se pueden presentar en el comedor familiar.

-Añade cierres de seguridad en puertas y cajones para evitar accidentes.

-No descuides los enchufes, sobre todo los que se encuentran al alcance de los peques.

-Revisa, protege, o retira, otros electrodomésticos o aparatos que se encuentren en la zona del comedor (radiadores, ventiladores, robots de limpieza, etc…)

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *