Cómo reformar la habitación juvenil con éxito

A todos nos llega el momento de afrontar un cambio importante en los dormitorios de nuestros hijos. Generalmente la renovación de mayor envergadura se da en el paso de niños a adolescentes, esto es, de Primaria a Secundaria. Es entonces cuando sus necesidades cambian drásticamente y reformar la habitación juvenil se convierte en una necesidad. Para ayudarte en este proceso, y que tu proyecto salga redondo, hemos preparado una guía muy interesante en la que valoramos las claves más importantes. Pero además te recomendamos, antes de elegir al profesional que llevará a cabo la reforma, que leas en algún foro sobre empresas del sector. Conocer opiniones sobre empresas de renovación de tu zona te ayudará a decidirte con acierto.

Cómo reformar la habitación juvenil con éxito

Claves para reformar la habitación juvenil

Antes de comenzar, a la hora de planificar la reforma de la habitación juvenil debes plantear una lista de necesidades de mayor a menor importancia. Esta lista te ayudará a no desviarte de las prioridades.

¿Cómo ordenar las prioridades con éxito? Pues anteponiendo la funcionalidad por delante del diseño. Lamentablemente, por mucho que nos pese a los amantes de la decoración, un espacio juvenil debe ser ante todo práctico. Si nos centramos únicamente en su estética obtendremos un dormitorio divino pero este no cubrirá las necesidades de nuestro hij@.

Y ahora vamos con las claves para reformar la habitación juvenil, nuestros consejos y tips que debes tener en cuenta:

-Zona de estudio

Una de las necesidades más imperiosas de los adolescentes es contar con una amplia, práctica y ergonómica zona de estudio. La carga de trabajo se multiplica y las horas de trabajo también. Nuestros hijos pasan mucho tiempo sentados delante del escritorio y el dormitorio es el lugar perfecto para concentrarse, hacer los deberes y estudiar. Pero para rendir en clase al cien por cien deben disponer del espacio perfecto en casa, a ser posible situado junto a la ventana, lo que conferirá luz natural. Para ello quizás necesitas redistribuir por completo la situación de los muebles, añadir puntos de luz, mover el radiador, etc… Estudia la mejor opción y plantea a tu empresa de reformas esta prioridad.

-Almacenaje

Otro aspecto que siempre escasea en las habitaciones de jóvenes y adolescentes es la zona de guardado. Nuestros hijos son muy activos, practican deportes, tienen infinitas actividades y hobbies, para todo ello vas a necesitar mucho espacio de almacenaje.

Optimizar la zona de guardado en el dormitorio juvenil es posible. Construir un armario empotrado de suelo a techo, aprovechar cualquier retranqueo o hueco entre columnas, añadir armarios altos sobre la cama o instalar cajones en sus bajos…

-Enchufes

Los enchufes son la pesadilla de los padres en todo espacio adolescente, siempre son insuficientes, y es que ¡tiene tantos aparatos electrónicos! Ordenador, tablet, teléfonos móviles, televisor, consolas de videojuegos… seguro que me dejo muchos más. Y ya que te pones a reformar la habitación juvenil ¿por qué no añadir unos cuantos enchufes más?

-Muebles a medida

La reforma ideal es aquella que puede contar con un proyecto de muebles a medida. No hay mejor opción para aprovechar al milímetro el espacio. Es cierto que en este caso el presupuesto se dispara, pero también es cierto que a veces no es tan caro como pensamos. Además, la empresa que lleve a cabo el trabajo aportará ideas que nunca se nos hubiesen ocurrido, pues son expertos en optimización de hogares. No lo descartes antes de pedir un presupuesto.

-Iluminación

Tan importante como cualquier aspecto, aunque lo veas en los últimos puestos de nuestra lista. La iluminación del dormitorio es fundamental, sobre todo una buena iluminación del espacio de trabajo. Como hemos comentado al comienzo lo ideal es que el escritorio se sitúe cerca de la ventana para disfrutar de luz natural, que es la más indicada para estudiar. Pero cuando esto no es posible puedes suplir esta falta con luz artificial. El escritorio de tu hij@ deberá contar con una buena luz de mesa o luz de trabajo (ten en cuenta este elemento también para distribuir los enchufes) Además una luz general, y diversos puntos de luz de ambiente para añadir calidez (a nuestros jóvenes les encantan las guirnaldas decorativas y las tiras de luces led) ¡Y no olvides un punto de luz de lectura!

Terminamos nuestros consejos con una última recomendación: siempre, siempre, debes contar con la opinión de tu adolescente. Piensa que para tu hijo o hija su habitación es su refugio, su mundo, un lugar donde desarrollarse como personas y en el que se deben encontrar a gusto. Es fundamental que se identifiquen con el entorno así que por favor, no impongas tu criterio, llegar al consenso ¡es posible!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.