Ikea Hack: Cama Kura convertida en casita

Con dos tableros de madera contrachapada y conocimientos de bricolaje tú también puedes convertir una simple cama Kura de Ikea en el paraíso de los peques, una casita alta parecida a la casa del árbol, el rincón perfecto para dormir, descansar, leer o jugar, vamos que no querrán salir de ella.

kura-hack

Como la cama va pegada a una esquina del dormitorio solo han sido necesarios dos laterales para completar la casita, y no podemos olvidarnos del techo, para dar más intimidad a la composición.

También verás que todo el espacio inferior está libre y pueden usarlo para jugar o como lugar de almacenaje, otra ventaja de este modelo de cama para niños.

Fuente: vinterymintery

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *